Hoy escribenSin Remitente

Adán, competitivo


Victor Ulín/Sin Remitente/
Hoy, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernánde, se ha convertido en uno de los principales protagonistas de la política nacional y su aspiración presidencial viene consolidándose más allá de las controversias que alguna de sus declaraciones han tenido en los últimos días.
Como quiera que sea, el político tabasqueño está en ascenso y su aceptación de que participará en la encuesta que realizará su partido, Morena, para definir a su candidato presidencial es parte de su optimismo y de su efectiva estrategia para posicionarse entre los mexicanos, pese a que haya quienes no coincidan con la forma.
A un año de asumir el cargo y ser un desconocido en algunas partes del país, ahora es un referente del gobierno federal y un actor destacado de la vida política nacional.
Aunque es de sobra conocido que Adán Augusto López Hernández es un político disciplinado, leal, y que en sus decisiones es importante la opinión de su amigo el Presidente, su aspiración presidencial no parece ser testimonial (allanarle solo el camino a Claudia Sehimbaun) como algunos morenistas siguen creyendo.
Por el contrario, conforme pasan los días, Adán Augusto López Hernández va tomando más la forma de un potencial candidato que va perfilándose como el político candidato que aseguraría la continuidad de la Cuarta Transformación que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador
La realidad es que si antes se daba como un hecho que la candidata sería Claudia Sehimbaun, hoy podríamos afirmar que nada está decidido y que Adán Augusto López Hernández tiene las mismas posibilidades de quedarse con la postulación.
No sería descabellado afirmar que conforme pasen los días, Adán vaya pareciéndose más al Presidente y por tanto el que cumpliría finalmente con las condiciones necesarias para garantizar continuar por la misma senda, algo que con Claudia Sehimbaun y el canciller Marcelo Ebrard no sería tan seguro.
Habría que empezar a pensar y repensar al político tabasqueño como el que podría conducir los destinos del país durante el próximo sexenio, dando por hecho que con el respaldo moral del Presidente y la fortaleza de Morena, ganaría la elección en el 2024.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *